TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

domingo, 28 de agosto de 2016

CRISTIANOFOBIA

Así se defendieron los feligreses contra un ataque cristianófobo en plena misa en Ávila

Dom 28·8·2016 · 7:07 2
Este viernes el Cardenal Antonio Cañizares ofició una misa en Ávila con motivo de la la fiesta de la Transverberación de Santa Teresa. Un energúmeno intentó reventar el acto religioso.
Si van a meter en prisión a un cardenal por discrepar, que me encarcelen también a mí
Puedes asaltar una capilla y amenazar con quemar a obispos, pero no seas islamófobo
El energúmeno huyó cuando los feligreses se enfrentaron a él
Según el digital Ávila Red, el alborotador se ha puesto a gritar insultos contra el cardenal dentro del templo, llamando “nazi”, “ladrón” y “fascista”, interrumpiendo la misa a los diez minutos de su inicio. Un grupo de feligreses ha abucheado y ha plantado cara al cristianófobo, que ha salido del templo ante la reacción de los católicos y ha terminado huyendo, como se puede ver en este vídeo publicado en el canal de Youtube de Ávila Red:
Hay que decir que ataques como éste no se pueden explicar al margen de el hostigamiento que está promoviendo la izquierda contra los católicos en España, incluso llevando a obispos -entre ellos a Monseñor Cañizares- a los tribunales por el mero hecho de criticar leyes que lesionan los derechos constitucionales de los ciudadanos con la excusa de combatir la homofobia. Algunos parecen dar por hecho que si eres católico ni siquiera tienes libertad de expresión.
La izquierda critica a los feligreses pero no al alborotador
Significativamente, en los comentarios de la noticia de Ávila Red, en el agregador Meneame.net y en Twitter (ver las respuestas a este tuiteo), multitud de izquierdistas han criticado la reacción de los católicos, sin dirigir ni el más mínimo reproche al alborotador. Por lo visto, cuando alguien intenta impedir el ejercicio de la libertad de culto reventando un oficio religioso a gritos e insultando al oficiante, lo que quiere la izquierda cristianófoba es que los católicos nos dejemos pisotear sin rechistar. Pues va a ser que no. Uno de los derechos que tiene todo ciudadano de cualquier país democrático es el de la legítima defensa, y los cristianos tenemos derecho a defendernos cuando nos atacan y nos insultan, igual que cualquier otro ciudadano.
Si atacas una mezquita, entonces la izquierda te llama islamófobo
De hecho, ¿cuál sería la reacción de la izquierda si alguien entrase en una mezquita a insultar a un imán? No hace falta siquiera que se produzca un hecho como ése. Hace dos meses un grupo ultraderechista encendió bengalas ante una mezquita en Madrid y rápidamente la izquierda empezó a lanzar acusaciones de islamofobia. Y eso poco después de que esa misma izquierda no tuviese reparo algunos en aplaudir el asalto de una capilla católica entre gritos de “vamos a quemar la Conferencia Episcopal”. Hay que decirlo alto y claro, de una vez por todas: si la izquierda española se lleva bien con el Islam radical es porque ambos coinciden en una visceral cristianofobia, un sentimiento tan cargado de odio e intolerancia que la izquierda ya ni siquiera tiene reparos en justificar ataques violentos contra los católicos, como si por el mero hecho de serlo ya nos mereciésemos todo insulto, agresión y maltrato que podamos sufrir.