TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

martes, 8 de noviembre de 2016

¡¡¡QUÉ LÁSTIMA!!!


                                 



Nunca supuse que tendría que pronunciar esta frase. Frase que se dice cuando se sufre una decepción, o cuando algo que esperábamos que sucediera no ocurre. 
¡Qué lástima! Todo lo que nos contraría es una lástima, da lo mismo que se refiera a obtener un mal resultado en los exámenes, que ver el accidente que ha tenido alguna persona, o el hundimiento de una patera procedente de un país africano en donde el hambre es lo normal. O cuando el aficionado al fútbol y es partidario del Real Madrid se lamenta del mal juego que está realizando Cristiano.
     Hay situaciones que nos hacen pronunciar esta frase llena de tristeza. ¡Qué lástima!
   Pero esta vez pronuncio esta frase, "qué lastima", no por ninguna de las ocasiones que he mencionado. No. Lo digo por algo tan extraño en mí que tenga que tener látima por la situación en que se halla el PSOE, partido político por el que he tenido que disputar por motivos ideológicos. Cuando casi debería alegrarme no puedo por menos de  pronunciar esa frase llena de dolor "Qué lástima".
    Un partido que ha significado tanto en la vida española; que ha sido un partido que nos ha ayudado a traer la democracia a España, un grupo político que ha gobernado tantos años y ha ayudado a conseguir un estado del bienestar como pocos países tienen, resulta que este partido político se encuentra en un estado debilitado.
   Las causas hay que achacarlas a varias razones, siendo la principal la desastrosa política llevada a cabo por Pedro Sánchez, que por sus ambiciones y codicias por alcanzar a toda costa el poder se ha sumido en el descrédito y ha hundido a su grupo en un estado casi catatónico. 
    Y ha logrado que su mayor competidor,  Podemos, le esté superando en perspectivas electorales. 
     Es ahora cuando no tengo más remedio que pronunciar la frase "qué lástima". El PSOE no debería encontrarse en esa situación para dar paso a un grupo de extrema izquierda, un grupo lleno de propuestas populistas que puede hacer que España se acerque a países como Cuba o Venezuela, o países africanos, pues todo lo que propone está destinado a imitar la pobreza conseguida por sus regímenes similares a los que presenta Podemos.
     Qué lástima. El PSOE debe mostrar su espíritu verdadero, salir del marasmo en que le ha llevado un ser ambicioso, una persona que con tal de llegar al poder sería capaz de unirse al diablo, a los extremistas de Podemos o a los deseosos de a trocear España, los separatistas arrebatados y violentos incapaces de cumplir las leyes.
     Por ello no me cansaré de pronunciar y repetir  la frase 
"QUÉ LÁSTIMA"