TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

lunes, 9 de septiembre de 2013

GIBRALTAR ESPAÑOL




GIBRALTAR ESPAÑOL



Por su curiosidad adjunto el artículo aparecido en LA TRIBUNA DE TOLEDO

HISTORIA DE UNA CALLE

GIBRALTAR ESPAÑOL, Y TORRIJEÑO  

J.A.J./Toledo - domingo, 08 de septiembre de 2013

En estas semanas en que se ha agudizado el conflicto entre España y Gran Bretaña por la posesión del Peñón de Gibraltar, no está de más recordar que el Gibraltar Español existe. Más exactamente, una serie de gibraltares españoles, cada uno de ellos recogido en el callejero de alguna localidad española. Un ejemplo de esto es la calle Gibraltar Español de Torrijos, conocida en la localidad no solo por su peculiar nomenclatura, que ha hecho que la foto de su placa haya sido redifundida por las redes sociales como pancarta patriótica. También es uno de los principales lugares de encuentro de la Villa, al albergar cada sábado su mercado semanal.
El presidente de la Academia de Historia y Arte de Torrijos, Jesús María Ruiz-Ayúcar, recuerda que la creación de la calle Gibraltar Español vino unida con la recuperación de la reivindicación de la soberanía española sobre el Peñón por parte del Gobierno del general Franco en los años 60 del siglo pasado. «En aquel momento, España planteó una propuesta en la ONU para conseguir la devolución del territorio, pero los ingleses, como siempre muy listos y muy diplomáticos, lo pararon», rememora.
En este clima, tras los fracasos del entonces ministro de Asuntos Exteriores Fernando María Castiella para conseguir el retorno de la Roca al territorio nacional, el Estado español optaba por cerrar la verja que separaba Gibraltar de su entorno, aislando la colonia británica. Esta situación se prolongó hasta los años 80. Tras el cierre de la verja en 1969, «desde el Gobierno se dirigieron a los distintos ayuntamientos instrucciones para que incluyeran en sus callejeros vías con el nombre de Gibraltar Español, para remarcar que desde luego no era inglés. Y como consecuencia, en numerosas poblaciones de España se incluyó», explica el historiador local.

La vieja calle Cantarranas.
El Ayuntamiento torrijeño de la época no eligió entonces una calle de nueva construcción, sino una vía histórica de su casco urbano, la calle Cantarranas. Un lugar tradicionalmente muy concurrido, junto a la conocido Plaza de las Palmeras. Ruiz-Ayúcar expresa sus reparos no ya por la introducción del nombre de Gibraltar Español en el viario, sino porque se hiciera a costa de la denominación de una calle arraigada en la memoria popular de los torrijeños. «Se podía haber puesto en una calle nueva o en otra que no tuviera la historia de Cantarranas. Al menos ahora, el actual Ayuntamiento ha tomado la decisión de poner el nombre de Cantarranas a la prolongación de esta calle», comenta.
¿Y esta calle tiene algo en común con el Peñón? Los primero que llama la atención es que albergue el mercadillo, lo que la dota de una tradición comercial que la relaciona con la colonia británica pero sin el contrabando que se reprocha a los gibraltareños. Ruiz-Ayúcar recuerda que la instalación del mercado fue muy posterior al renombramiento de la vía, ya que se hizo en los 90 al resultar pequeña su primera ubicación, la Plaza de España.
Otro curioso vínculo puede verse en algo muy curioso: la religión. Es sabido que tras la pérdida de Gibraltar a comienzos del siglo XVIII, la protección británica hizo posible que en el Peñón se instalara la primera comunidad judía en el Sur de la Península Ibérica tras la expulsión de los seguidores de este credo por los Reyes Católicos en 1492.
No se sabe, pero podría haber sido posible que uno de estos judíos retornados descendiera de la floreciente comunidad judía existente en Torrijos en la Edad Media. Este comunidad, según explica Ruiz-Ayúcar, se ubicaba precisamente en la zona que luego ocuparon las calles Cantarranas y Gibraltar Español. «En Torrijos hubo dos sinagogas, y una de ellas estaba ahí. Cerca hay otra calle, la Matadero, cuyo nombre viene de la existencia allí de un matadero judío», recuerda.
Más allá de la historia, el alcalde torrijeño Juan José Gómez-Hidalgo señala que “la de Gibraltar Español es una


calle más dentro de nuestro callejero, la tenemos desde hace años en Torrijos y para nosotros es popular por su ubicación y por lo que contiene».
El regidor recuerda su importancia como calle céntrica y comercial para señalar que «realmente muchos torrijeños la tenemos tan interiorizada que cuando hablamos de la Calle Gibraltar Español pensamos más en todo eso que digo que en su sentido reivindicativo, aunque es cierto que el nombre llama mucho la atención de aquellos que vienen de fuera». En todo caso, Gómez-Hidalgo manifiesta su simpatía por esta denominación, al resaltar que la permanencia de la colonia británica desde hace 300 años «es una anomalía histórica, un anacronismo en el siglo XXI, y a mí me gusta ese carácter reivindicativo que tiene la calle».
Consuegra también tiene su calle Gibraltar Español. Haciendo una búsqueda a través de Internet, se ve que es cierto que la denominación de Gibraltar Español hizo fortuna en los callejeros de unos cuantos municipios de la región y de España. En la provincia de Toledo, aparte del caso torrijeño, encontramos otra calle con este nombre en Consuegra. Está situada en las afueras de la población manchega, entre las calles Santa Teresa y Cánovas del Castillo.
En Castilla-La Mancha, también se remarca la españolidad del Peñón en las correspondientes calles de Alcázar de San Juan y Anchuras, en Ciudad Real. Fuera de la región, también se localizan calles Gibraltar Español en Almería, Torre del Campo (Jaén) y Setenil de las Bodegas (Cádiz). Aparte, queda la denominación de calle Gibraltar, a secas, presente en Toledo en La Villa de Don Fadrique, en la ciudadrealeña Manzanares y otros municipios, como Salamanca.