TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

domingo, 27 de mayo de 2012

ÁLVAREZ CASCOS

ÁLVAREZ CASCOS

En poco tiempo tuvo dos meteduras de pata: 
1) Separarse del PP
2) Convocar elecciones anticipadas

     La separación del PP fue una traición ante su soberbia de querer ser el cabeza de lista en Asturias. Su enfado supuso un acto de rebeldía contra el partido del que fue látigo para quien no siguiera las instrucciones dadas por él, entonces Secretario General del mismo. Y se ha creído que aún era el que dominaba la situación. No admitió la disciplina de partido y tomó la decisión de romper la unidad. 
     
    Pero su inconsciencia llegó a límites nunca sospechados, pues creyendo que contaba con la mayoría de los asturianos se decidió a convocar elecciones anticipadas poco tiempo después de las elecciones autonómicas. Su soberbia le hizo creer que obtendría una mayoría holgada para poder gobernar. Se equivocó absolutamente y se quedó sin partido del PP y sin gobierno en Asturias. Rompió la unidad de un partido fuerte y  transformó esa unidad en la diversidad y de esa manera dar el poder al adversario.

   Estas actitudes de soberbia, de engreimiento y de creerse el dios de la creación llevan a destrozarse a sí mismo y a impedir que "su" partido de siempre alcance el triunfo.     

   Rompió el PP y se rompió él mismo. Ahora a esperar en la cueva sentado en un escaño con poca voz y con poco mando. Y Cascos sin mando no es nada, le falta lo que es lo más suyo: ordeno y mando.