TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

sábado, 5 de mayo de 2012

ARTISTAS

ARTISTAS


Los cantantes, de manera especial, los grupos de música, los artistas de cine, y muchos otros que autodenominan creadores deben pasar a la situación de crisis que atraviesa España, y de manera especial muchos trabajadores que llevan años sin un empleo y que en la familia no trabaja nadie, es decir no hay ingresos de ningún tipo.
     Los ayuntamientos son los grandes contratadores de los grupos musicales para animar las fiestas, las numerosas fiestas que se celebran en los más de 8.000 pueblos de España. Pero la fiesta ha concluido. La fiesta de los enormes derroches ha dado fin para desgracia de esos llamados "creadores".
     Los ayuntamientos pagaban cifran exorbitantes por poco más de una hora de actuación. En Toledo el ayuntamiento socialista pagó en junio de 2008, 10 millones de pesetas, es decir más de 60.000€ a Ana Belén por una actuación. Y a eso no hay derecho. Pero, claro, si es de la cuerda de García-Page todo está comprendido. Pero es que no es solo este alcalde. Los hay de todas las cuerdas que pagan a los artistas que se identifican con su ideología. Lo cual es bochornoso. Pero lo es más el que se abonen cantidades siderales.
         Y algo sucede con el cine. La mayoría de los actores se quejan de que no tienen ayudas para la promoción de este arte. Pero es que este arte es una industria y los empresarios son responsables de sus empresas. Así que realicen buenas películas, compitan con el buen cine de otros países y verán recompensados sus esfuerzos..
     No veo que se subvencione a los pintores, a los escultores y menos aún a los arquitectos. Ni a los escritores, y menos aún a los poetas y a los autores de música clásica.
     Todos esos autodenominados "creadores" deben rebajar sus emolumentos en la misma proporción de la crisis. Más aún, pues los artistas deben dar ejemplo a los albañiles, a los herreros, a los fontaneros, a los pintores de brocha gorda, a todos esos personajes de la calle que tanto dicen que defienden. Por el hecho de que se autodenominen "creadores" no deben creerse dioses. Deben bajar a la tierra y ver la realidad de un mundo lleno de parados y familias que pasan hambre, mientras ellos quieren cobrar subvenciones por películas ramplonas, malas y muchas pésimas.