TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

martes, 8 de marzo de 2016

RECUERDOS

Cuando se llega a una cierta edad los recuerdos se acumulan de forma extraordinaria. Uno recuerda los años de la enseñanza primaria; más tarde la secundaria y posteriormente la universidad. Todos ellos fundamentales para el desarrollo intelectual. Más tarde llegaron la oposiciones, primero a Profesor Agregado y seguidamente a Catedrático de instituto.
      Uno se acuerda de las andanzas juveniles cuando la única diversión aceptable eran los guateques en casa de algún amigo o amiga, donde el anfitrión nos ofrecía amablemente su domicilio para podernos divertir, ofreciéndonos, además, comida y bebida. Pero lo más importante era la posibilidad de diversión y alternar con amigos y amigas que se nos aparecían en nuestras vidas por vez primera.
     El cine era la otra posibilidad de entretenimiento. Había que hacer los sábados y domingos una impresionantes colas si la película era buena. Hoy la mayoría de los cines han cerrado. La televisión ha originado un nuevo sistema de vida y de entretenimiento.
     La radio nos ofrecía la posibilidad de escuchar las conexiones a diferentes campos de fútbol. La radio nos daba los resultados al instante. Pero no solamente el fútbol, pues la "Novela de las Ocho" nos tenía sentados en la camilla con el amoroso brasero durante el tiempo que duraba las obras de Sautier Casaseca.
     Yo tengo la suerte entre mis recuerdos el haber visto jugar al fútbol a personalidades de la categoría (por citar poquitos) de Kubala o Di Stefano,  (se discutía en su época quien era mejor); Pelé, Cruiff, Maradona, y otros de inferior categoría. Pero la gran suerte que he tenido con el fútbol es haber visto jugar a Messi, sin duda el mejor de la historia del fútbol. Nadie como él ha sabido dar al fútbol la categoría de OBRA DE ARTE. Corre, dispara, dribla, tiene a su lado siempre tres o cuatro adversarios para la imposible tarea de poder controlarle. Su juego es el diseño que realizaría cualquier coreógrafo de ballet para ofrecer la espectacular representación de la danza.
     Messi es el verdadero creador de la obra de arte en el fútbol, él nos ha decubierto la verdadera estética del fútbol, ha hecho de este deporte una creación de hermosura sin par; ha logrado que los espectadores sean cautivados por las "diabluras" que hace con pequeña figura, o sea Paganini es al violín lo que Messi al fútbol, pues sus descaros, insolencias y audacias hacen imposible que alguien más pueda realizar semejantes diabluras. Se llegó a decir que Paganini tenía un acuerdo con el diablo, y eso mismo parece tener Messi, aunque no sé si con el diablo o con algún ángel deportista amante del fútbol. Ha conseguido que el fútbol sea tema de conversación entre intelectuales, pintores, escultores, empresarios, sacerdotes y monjas y hasta el Papa. Todo el mundo habla de Messi; todos los aficionados no inclinamos ante semejante divinidad futbolística. 
     Por eso digo que he tenido la suerte y el privilegio de ver jugar, de ver danzar sobre el césped al único que unánimemente se considera el dios del deporte rey. Es decir: MESSI.