TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

martes, 18 de diciembre de 2012

EL BELÉN

El Papa ha puesto de moda el belén, o el llamado "Misterio", consistente en el Niño, María, José, la mula y la vaca. Una escena que de niño me entusiasmaba colocar en el "Nacimiento", con los pastores, el ángel y una serie de figuras diferentes, como los Reyes Magos, un lago, un castillo y numerosas figuras hasta completar unas escenas de diferente calibre, pero llenas de una inocencia enorme.
     El Belén ha dejado de tener la importancia que tenía hace años, y ha sido sustituido por un "extranjero" llegado de los hielos nórdicos, con barba blanca, ropa roja, y un trineo tirado por unos renos. Del norte de Europa pasó a Estados Unidos y de aquí se introdujo en España, eliminando groseramente la tradición cristiana puesta de moda por san Francisco de Asís en Italia, a comienzos del siglo XIII. Durante siglos hemos visto belenes en todos los domicilios e instituciones. Nadie osaba discutir la tradición.
     Pero con la llegada de un agnosticismo creciente la escena del nacimiento de Jesús se fue dando de lado, y hoy solamente se ve un árbol lleno de bombillas y paquetitos de regalos que nada tiene que ver con nuestra tradición. El árbol, un abeto, proveniente  igualmente de un país lejano y lleno de hielo, y el gordito barbudo sentado en un trineo tirado por un reno ha sustituido de forma casi absoluta nuestra tradición de siglos.
     El gordinflón Papá Noel y el árbol han invadido los domicilios, las puertas de los establecimientos y de una manera absurda los balcones, con este personaje trepando para llegar a los domicilios y dejar los regalos en un calcetín, cuando lo normal sería que los Reyes Magos dejaran los regalos en los zapatos como manda la tradición.
     Pero nos han cambiado todo y difícil será que volvamos a nuestras tradiciones. Una pena que lo nuestro sea destruido por lo de otras culturas y países.