TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

lunes, 1 de octubre de 2012

LA SEMENTERA 2012

LA SEMENTERA 2012

     Siempre se ha dicho que la Feria de Torrijos es lo que nos diga el tiempo atmosférico. Si llueve la feria se arruina; pero si no llueve el éxito está asegurado. Y este año hemos tenido las dos situaciones: lluvia y tiempo espléndido. 
     Es impresionante el hecho de encontrar la plaza y aledaños atestados de público, tomando los refrescos y los choricitos, lo que da un ambiente extraordinario. Pero también negocio para los empresarios de la hostelería.
     La plaza es un hervidero de gente joven a todas las horas. La juventud se divierte pues el lunes siguiente hay que comenzar las clases y los estudios son muy importantes para un futuro.
     Estas fiestas han sido para mi muy especiales, pues el hecho de haber sido el pregonero me ha llenado de satisfacción. Mucha gente me ha felicitado porque le ha gustado, y porque ha sido distinto a los de otros años, ya que introduje una serie de imágenes que animaron mis palabras, y si alguien se aburría con el pregón se entretenía mirando a la pantalla con la serie de plazas que iban apareciendo.
    Hay quien ha estado en contra de que la música de las carpas tuvieran un volumen elevado. Y no les falta razón. A veces el sonido estaba a unas dimensiones exageradas. Pero son tres días y hay que saber adaptarse y soportar.
     Y por último una reflexión: sería conveniente establecer un debate serio acerca del traslado de la feria a finales de agosto y comienzos de septiembre para hacerlas coincidir con la festividad de san Gil, patrón de Torrijos y dar al santo una importancia que como tal patrón debe tener. Es una pena que muchos empresarios, fundamentalmente de hostelería y atracciones, vean que la lluvia destroza el negocio, las corridas de toros se tengan que suspender y los actos programados se suspendan porque la lluvia necesaria impide que se celebren como deben.
     He hablado con varios empresarios de las carpas y me dicen que solamente han sido buenos el sábado y parte del domingo.