TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

lunes, 11 de marzo de 2013

CHÁVEZ

CHÁVEZ

Ha muerto la persona que dominaba Venezuela de manera absoluta y absolutista. No tenía pelos en la lengua. Era un showman de categoría y si se le hubiera ocurrido dedicarse a la escena de sala de fiestas habría obtenido unos ingresos suculentos, aunque no tanto como los obtenidos con la política.
     Reconozco y admito que este tipo me caía bien, si no nos fijamos en su aspecto político y solamente como persona ajena a su actividad pública. 
      Sabía ser simpático, amable, contar chistes y anécdotas de forma realmente envidiable, por ello sabía atraerse a tanta gente, normalmente inculta, pues cuando se expresaba en política populista era capaz de convencer a los más sencillos de su población. Por ello su vicepresidente era conductor de autobuses y apenas tenía conocimientos políticos o culturales. 
     Era bravo, valiente, se expresaba con ardor y entusiasmo. Sabía contar chistes con gracia, lo que hacía que los escuchantes le rieran de manera entusiasta. cantaba con voz potente y buena estampa. Todo en él era espectacularidad, él mismo era un espectáculo: su cabeza potente, sus labios carnosos, su cabellera abundante (hasta la última etapa), el cuerpo de luchador grecorromano.
     Solamente calló cuando el rey de España le mandó guardar silencio, cosa que hizo de manera inexplicable, o tal vez para no armar camorra.
     Un tipo simpático, si no hubiese dominado con poderío absoluto a un pueblo estupendo, aunque sencillo y simplón en ocasiones, pero lleno de vitalidad.