TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

miércoles, 20 de marzo de 2013

GUERRA DE LENGUAS

GUERRA DE LENGUAS

     Las declaraciones del presidente del Barça, Sandro Rosell, han traído una serie de comentarios a cual más llamativo, unos mostrándose a favor de las manifestaciones y otros muy al contrario de las mismas. Y es que cuando uno quiere mostrarse más nacionalista que nadie suele decir más tonterías que ninguno.
     Las palabras que Rosell dijo ante un grupo de chavales de un barrio barcelonés fueron más o menos que para sentir los colores del barsa tenían que hablar catalán. Y añadía: "Porque será la gran demostración de que sentís el club, de que sois del Barça, estais en Barcelona, vivís en Cataluña y compartís los valores que todos los catalanes queremos tener, que es vivir juntos con toda la gente que viene del norte y del sur".
     Estas palabras son de las mayores tonterías que he escuchado sobre Cataluña y sobre el Barça. Rosell politiza al club de muchos catalanes, de muchos otros españoles y de numerosos extranjeros que sienten esos colores como algo importante. Y yo, que soy del Barça desde mi niñez desprecio esas declaraciones de un nacionalista que pretende hacer del Barça una especie de partido político.
     ¿Es que quien no sea del Barça no se siente catalán o no es catalán o no siente los colores de ese club? En Cataluña, en toda España y en el mundo somos muchísimos los que no hablamos catalán y sin embargo sentimos los colores del Barça.
      Joan Collet, presidente del Español ha salido al paso de las estupideces de Rosell y ha manifestado que nadie tiene la patente de catalanidad, y menos un club, por muy Barça que sea. Y es que pretender insinuar o afirmar que todo el que no hable catalán no es del Barça o que todo partidario del Barça debe hablar en catalán es algo que traspasa los límites de la estupidez.
     Rosell, como otros presidentes anteriores, están consiguiendo que un gran club sea despreciado por muchos españoles, que cuando juegan con otro le canten el himno nacional para que vean que son españoles. Y eso se lo cantan a jugadores enormes que apenas hablan catalán pero que se expresan muy correctamente en español, pues todos los extranjeros que juegan en el Barça se expresan con corrección en español y no tanto en catalán. ¿Por qué? ¿Por qué no dice que esos jugadores no sienten los colores de su club? No se atreve porque es un cobardón y no quiere enfrentarse a esos deportistas.
     Este presidente se ha pasado y ha metido la pata hasta lo más profundo, y se ve que quiere hacer política para volver a hacer el ridículo como lo hizo Laporta. Aunque el ridículo que está haciendo es de categoría.