TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

miércoles, 25 de abril de 2012

DOS NO REGAÑAN SI UNO NO QUIERE

DOS NO REGAÑAN SI UNO NO QUIERE

Cuando no se quiere llegar a un acuerdo lo mejor es no hablar, discutir e incluso regañar. Eso es lo que está sucediendo en España últimamente en la nación y en la región.
     Estamos asistiendo a una serie de medidas en las que la oposición del PSOE no quiere participar. La serie de decisiones que toma el gobierno están siendo contestadas ácidamente por el PSOE, sin posibilidad de que llegue el entendimiento. 
     El caso más reciente es el referido a la renovación del presidente de RTVE, ya que el PSOE se encontraba muy a gusto con la situación actual en la que tiene garantizada la mayoría con sus socios de extrema izquierda. ¿Qué podía hacer el gobierno? Ni más ni menos que lo que ha hecho: una ley para que con mayoría absoluta se puedan renovar los cargos y quitarles el sueldo a todos. Entonces viene el PSOE y pone el grito en el cielo. ¡Pero bueno! Si no quieren de ninguna manera cambiar a la situación creada tras las elecciones generales.
     Y lo mismo puede decirse de otros aspectos en que el PSOE trata por todos los medios de erosionar al gobierno, pero nada de ayudar a salir de esta situación que dejaron tras 7 años de infausto recuerdo. Los recortes necesarios ante las deudas dejadas por los socialistas son criticados por el PSOE, siendo ellos los responsables directos de la ausencia de dinero.
    Algo semejante sucede en Castilla-La Mancha. García-Page, actual secretario regional del PSOE, no quiere reunirse con Cospedal para llegar a solucionar varios importantes problemas que existen en la Región: ley de aguas, televisión, ley electoral, sanidad, educación, televisión... de manera especial. 
  Los numerosos cargos de Page le impiden tener tiempo para reunirse y hablar de asuntos de la Región, además de que no quiere porque no le interesa llegar a acuerdos de ningún tipo, ya que sería el gobierno quien se apuntara el triunfo.
   Page dice que es mejor no regañar, de esa manera ni se entera de lo que se va a hacer ni quiere dar solución que beneficie a Cospedal.
   Lo dicho: dos no regañan si uno no quiere.