TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

sábado, 18 de febrero de 2012

BANQUEROS Y SINDICALISTAS

BANQUEROS Y SINDICALISTAS


Algo que nunca debe ser, por ser algo contradictorio, es el hecho de ver a sindicalistas metidos a banqueros, o, casi peor aún, un banquero metido a sindicalista, a dirigir o participar en la dirección de un sindicato.
     ¿Quien se imagina Emilio Botín integrado en CCOO o en UGT? No hay ningún banquero que se atreva a en entrar en una organización sindical, porque sería  algo "contra natura", algo que va  contra los principios de un empresario de la categoría de un presidente de la banca. Yo no conozco a ningún banquero sindicalista.
     Por las mismas razones no entiendo que existan sindicalistas metidos a banqueros, porque es algo igualmente "contra natura", algo que no se entiende. Es como si un sacerdote católico entra a formar parte de la dirección de una organización musulmana o judía. Sería estar a favor y en contra, al mismo tiempo, de sus principios religiosos, creencias y dogmas.
     Pero, nos encontramos que esto existe. Y lo vemos en la actuación de diversos sindicalistas perteneciendo a los consejos de dirección de los bancos y Cajas. Lo cual solo se entiende si lo que se pretende es obtener unos ingresos suculentos, que irán o no a la organización sindical que representa, pero que es un sueldo suculento que percibe el representante o su organización.
     Pero ¿no habíamos quedado que la banca era la mayor enemiga de los trabajadores? Pero ¿no es la banca la que exprime a los trabajadores?
    Pues ya ven, cuando hay dinero por medio los sindicatos no hacen ascos a los bancos. Es más, se hacen íntimos amigos de los grandes banqueros y perciben salarios de banqueros.
     ¿De verdad los sindicatos son consecuentes con sus ideas? ¿O piensan más en obtener beneficios suculentos?