TORRIJOS EN LA RED

TORRIJOS EN LA RED

viernes, 17 de febrero de 2012

TOXO


Toxo


 El dirigente de CCOO manifestó: "Procuraré no entrar al trapo a las noticias sobre los sindicatos".


Estos sindicalistas son singulares. Acusan a quienes acusan a los sindicatos de ser fascistoides. Ya se sabe: cuando no se piensa como ellos son radicales, fastiszones, ultras, anti democráticos... En fin, adjetivos todos muy elegantes. Ellos son los los legítimos demócratas. 
     Cuando numeroso publico se dirige a los sindicatos es para decirles que hablen cuando deben, no cuando no gobiernan los suyos; que se manifiesten cuando los suyos han llevado a España a la bancarrota; cuando los suyos han dejado a nuestro país en una situación de indigencia. 
     La mayoría de los españoles se queja de los sindicatos porque perciben unas subvenciones gigantescas, porque se dedican a dar cursos de formación, a guardar silencio durante años, a no preocuparse por los parados...
     Los españoles se quejan de que los sindicatos deberían sobrevivir con las cuotas de sus afiliados.
     Los españoles se quejan de que los sindicatos mantengan comportamientos del siglo XIX.
     Los españoles se quejan de que tengan tantos liberados.
     Los españoles se quejan del poder que tienen los sindicatos, cuando su representación es mínima, cuando son  escasos los afiliados a los sindicatos porque no les ayudan en nada. Además no son elegidos por el pueblo, sino por unos cuantos afiliados sin representación. Y con ello se sienten con el poder para dirigir la nación.
     Los españoles se quejan de los comportamientos vocingleros de los dirigentes, hablando para indocumentados, y no para personas educadas, con vocabulario grueso y maleducado.
     Toxo ha dicho que no entrará al trapo por las noticias acerca de los sindicatos. ¿De todas? Pues debería entrar al trapo.
      ¿Qué pasaría si el gobierno no entrara al trapo de todo lo que dicen los sindicatos? Muchas veces es lo que debería hacer, no escucharles, porque sus propuestas solo van contra quienes no son de su cuerda. No se atreven a convocar una huelga general porque saben que sería seguida únicamente por los liberados, ya que la retención del sueldo a los trabajadores le supondría un grave perjuicio para sus economías. Y el fracaso sería la muerte de los sindicatos.
     Señor Toxo: entre al trapo y comente las noticias negativas que constantemente surgen en la prensa. Los españoles le agradeceríamos escuchar las respuestas a tanta queja que se escucha y lee en los medios de comunicación.